Tamizado de ingredientes secos para la fabricación de galletas

La empresa The Cookie Man de galletas logra una mayor eficiencia con un nuevo equipo de tamizado

Le empresa The Cookie Man es la responsable de la introducción de la galleta gigante de chocolate en Inglaterra. Habiendo adquirido ya un tamiz Russell Compact Sieve®, la empresa compró una segunda.

Esta segunda maquina de tamizado ha duplicado la capacidad de tamizado al trabajar en tándem con la máquina original. Las Compact se utilizan para comprobar el tamizado de una gran variedad de ingredientes secos, lo que permite a la empresa cumplir con las estrictas normativas de seguridad alimentaria COSHH y HACCP, tal y como se exige en el estándar de nivel superior EFSIS al que están acreditados.

 Check-screening dry bakery ingredients

La máquina se adaptó específicamente para acomodar la altura de los contenedores y cumplir sus requisitos exactos. La tamizadora vibratoria está diseñada para facilitar la instalación y el funcionamiento y prácticamente no necesita mantenimiento. Las máquinas no necesitan supervisión, por lo que la participación del operario se reduce drásticamente, lo que supone un importante ahorro en costes de mano de obra y tiempo de inactividad.

La malla sólo se limpia al final de la producción, lo que resulta fácil gracias al uso de abrazaderas manuales de liberación rápida que permiten cambiar rápidamente la malla sin necesidad de herramientas. Debajo de la malla hay una trampa magnética que atrapa las partículas ferrosas de los ingredientes que son más pequeñas que el tamaño de la malla. El sistema puede proporcionar el alto rendimiento y la precisión de cribado en tamaños de malla muy finos que necesita The Cookie Man, maximizando la productividad y garantizando los más altos estándares de control de calidad.

Contacte con nosotros para mayor información sobre nuestra gama de tamizadoras y separadores y sobre como podríamos ayudarles con sus necesidades específicas.

Productos recomendados

Ver más productos

Lo que dicen nuestros clientes

“Estaba tan contento con la primera máquina que fue natural ir a Russell Finex para comprar la segunda.”
Carl Scheib, The Cookie Man

Volver a Casos prácticos