Equipos de separación de aguas residuales efluentes

Lucy Powell
Lucy Powell
Marketing Content Writer

Cumpla la normativa medio ambiental sobre las aguas residuales y reduzca los costes de eliminación con tecnologías de tratamientos de efluentes

Se prevé que el tratamiento y los costes de eliminación de las aguas residuales subirán un 5% cada año durante los próximos cinco años. Con esto en mente, las compañías de una gran variedad de industrias están buscando métodos alternativos para optimizar sus procesos de tratamiento de aguas residuales. El agua juega un papel principal en operaciones diarias en fabricación y construcción, química, alimentación y bebidas, agricultura e industrias de papel y pulpa, con varios grados de tratamientos de efluentes necesarios para cumplir la normativa medio ambiental en términos de descarga de efluentes líquidos y aguas residuales o, en algunos casos, pagar su eliminación y tratamiento en otro sitio.

Puntos clave a considerar a la hora de tratar o eliminar aguas residuales industriales:

Costes de eliminación de efluentes

Los costes asociados al tratamiento y la recuperación de aguas residuales industriales (también conocido como comercio de efluentes) mayormente dependen del tamaño de las instalaciones y de la cantidad de agua utilizada. Russell-Finex-wastewater-separation-equipment.jpgEn la mayoría de los casos, las plantas que usan menos de 100.000 galones pagarán significativamente más por unidad a tratar o eliminar de su efluente que aquellos con caudales mayores. Naturalmente, muchas de estas instalaciones con menores tasas de flujo de aguas residuales pueden no tener la capacidad para una planta de efluentes separada, o sistemas  de tratamiento del agua a gran escala, lo que significa que existen costes significativos que se pagan para tratar y eliminar con subcontratas o a través de recargos por descarga de efluentes.

Normativa medio ambiental de efluentes

Russell-Finex-environmental-effluent-regulation.jpgEstas normativas y recargos han sido implementados para suprimir los niveles de contaminación del agua y, en la medida de lo posible, animar a reciclar y reutilizar el agua en las instalaciones industriales. Las mejoras en la recogida, el tratamiento y la descarga adecuada de las aguas residuales y la correcta eliminación y reutilización de los líquidos, con el tiempo, ha protegido y mejorado la calidad del agua. Sin embargo, a medida que las compañías continúan creciendo y expandiendo sus procesos de producción, en algunos casos el tratamiento de agua y efluentes no se prioriza. Si no se gestionan correctamente, un descuido en esta área podría tener un impacto significativo en el medio ambiente o resultar en cargas penales.

El agua residual industrial puede ser utilizada en un número de procesos para aguas de refrigeración usados en fabricación, aguas de lavado de alimentos y aguas residuales de pulpas de papel para derivados, hasta productos lácteos, cervecería, químicos y producción farmacéutica. Además, el agua de lavados de los equipos de lavado a alta presión y sistemas de limpieza-in-situ en varias industrias contribuyen significativamente a las corrientes de efluentes. El daño medio ambiental de estos líquidos efluentes varía una relativamente pequeña cantidad de grasas, aceites, químicos, detergentes, enjuague de metales duros o cualquier tipo de alimentos o desecho orgánico puede tener un efecto perjudicial en el medio ambiente y el suministro de agua.

Tratamiento de agua primario

Por esta razón, se recomienda instalar un proceso para el tratamiento del agua general para volver las aguas residuales a efluentes que pueden o bien ser devueltos al ciclo de agua con problemas medio ambientales mínimos o reutilizados. Esto empieza con la recogida de las aguas residuales en un tanque séptico, donde se dirige a un área de tratamiento para el control de olor y tamizado, eliminando objetos mayores y sólidos que pudieran bloquear o dañar el resto del equipo o procesos. El agua entonces entra en el tratamiento primario, donde se almacena en tanques y está sujeto a una filtración de aire disuelto (DAF) – un proceso de tratamiento de agua para extraer materia suspendida como sólidos y aceites. Estos sólidos se asientan en la superficie y son eliminados, siendo los clarificadores un sistema común usado para esta etapa.

Tratamientos de agua secundario y terciario

Los tratamientos secundario y terciario se aplican entonces al agua residual, para eliminar materia orgánica y químicos. Los microorganismos (también conocidos como ‘sedimentos de semillas’) y coagulantes químicos o floculantes se pueden aplicar a esta etapa, formando grandes partículas o materias de deshecho que entonces pueden ser eliminados.

Canales rentables adicionales

Además, dependiendo de la cantidad de materia solida eliminada de las etapas de tratamiento de agua primarias y secundarias, hay una oportunidad para canales rentables adicionales. Estos sólidos pueden, en muchos casos, ser utilizados en digestión anaeróbica, donde los sólidos se tratan para producir gas metano, y el digerido se usa para crear biosólidos, para su uso en fertilizantes y reconstituyentes para el suelo.

Opciones para la eliminación mecánica de sólidos en efluentes

Liquid-solid-separation-effluent-slurry.jpgExisten disponibles varios sistemas de tratamiento de efluentes mecánicos para eliminar materia sólida en las aguas residuales en cada etapa del tratamiento de agua. Como previamente se ha mencionado, los clarificadores son un medio común de eliminación de sólidos suspendido en el agua residual. Los filtros de tambor con aspiración o tambor rotatorios son también soluciones industriales comunes para esta etapa. Sin embargo, en algunos escenarios, puede que no sea práctico ni rentable instalar clarificadores o grandes filtros de tambor rotatorios.

El Russell Liquid Solid Separator™ es una solución rentable y compacta para eliminar materia sólida en los canales de aguas residuales. Diseñado como una alternativa eficiente a los separadores de sólidos en líquidos tradicionales, este separador centrífugo multiuso tiene la capacidad de lidiar con sólidos fibrosos y suaves de gran tamaño, consiguiendo una separación de gran capacidad en mallas finas de hasta 20 micrones.

Estas unidades compactas son capaces de manejar grandes tasas de flujo de líquidos y lodos – hasta 100.000 litros a la hora – a pesar de tener un impacto muy pequeño. Por lo tanto, pueden ser convenientemente instalados en un proceso de tratamiento de aguas residuales existente, ideal para instalaciones que requieren filtración de gran capacidad donde no son viables inversiones para grandes separaciones. Las unidades son fáciles de operar, y rápidas y fáciles de desmontar y limpiar por un solo operario, reduciendo significativamente el tiempo de inactividad y los costes de trabajo. Además, el Russell Liquid Solid Separator™ ha sido diseñado para funcionar con un consumo de energía inferior que las unidades comparables, y de este modo reduce los costes de funcionamiento.

Russell Finex tiene 85 años de experiencia en aplicar tecnología de separación en malla fina para aplicaciones industriales. Una gama de innovadores equipos de separación de sólidos en líquidos y tecnología de filtración auto-limpiable está disponible para cumplir una variedad de aplicaciones en líquidos y sólidos incluyendo tratamientos de agua residual. Para saber más, contacte con Russell Finex hoy.

Productos recomendados

Ver más productos

Volver a noticias y eventos